La Gaceta Deportiva
Don't Miss

Barcelona empató ante el Huesca

España, a 13 de abril de 2019.- Huesca y Barcelona empataron en un partido en el que los oscenses perdieron una buena oportunidad de reengancharse a la permanencia ante un Barcelona con muchos suplentes en sus filas ante la cercanía del partido de vuelta de Champions ante el Manchester. Los de Francisco no fueron a por el partido en ningún momento y en muchos momentos parecían conformarse con no perder. El Barça sigue sumando en su camino hacía el título y este empate no merma en nada sus opciones.

Está claro que la mente del Barcelona está puesta en el partido del martes contra el Manchester y por ello Valverde sacó en Huesca un equipo sin apenas titularesy con el debut de tres jugadores: Todibo, Wague y el esperadísimo Riqui Puig. Para los que dicen que se podía desvirtuar algo la competición con tanta rotación hay que decir que en el once azulgrana jugaban dos campeones del Mundo como Umtiti y Dembélé y que ese once no desmerecía a algunos otros de LaLiga Santander.

El Huesca era el que más se jugaba pero no se notó. No olvidemos que se enfrentaban colista contra líder. Pero los de Francisco no se hicieron notar de inicio y el balón fue del Barça con lo que sus opciones de hacer algo quedaban disipadas. Valverde sacó a tres centrales (Todibo, Murillo y Umtiti) y le dio las bandas al senegalés Wagué y a un Malcom que se pierde tan atrás. Riqui Puig tomó los mandos junto a Aleñá y Arturo Vidal ejercía de destroyer ante cualquier intento de ataque oscense. Arriba quedaba Dembélé, que tuvo uno de esos días en los que le cuesta soltar el balón y va por libre y un Boateng, que nadie sabe porqué están en el Barça.

Lo mejor de la anodina primera mitad fue un pase de Riqui Puig -recordando al mejor Xavi Hernández- que dejó solo a Dembélé ante un Santamaría que paró su disparo con una muy buena parada por abajo. Por parte local tan sólo destacar un par de remates desviados de Enric Gallego y Moi Gómez. Ter Stegen apenas tuvo que intervenir.

Nada cambió tras el paso por los vestuarios. El Huesca no fue a por el partido y el mando lo seguía teniendo el Barça. Los catalanes rozaron el gol tras un remate de Malcom al poste tras un mal despeje de Chimy Ávila. Aleñá tomó el mando en este periodo frente a un Riqui Puig más desaparecido. Mediada la segunda mitad, Valverde compensó la presencia de titulares y suplentes en su equipo con la entrada de Coutinho y Jordi Alba. Este doble cambio permitió a Malcom adelantar su posición. Del Huesca se seguía sin tener noticias dando quizás por bueno el empate. Aun así Francisco sacó a Cucho Hernández buscando dar más mordiente ofensiva a los suyos.

Pero nada de nada. Poco juego, menos ocasiones y dos equipos a los que el punto no les viene nada mal. El Huesca se queda a cinco de la permanencia y el Barcelona más cerca del título.