La Gaceta Deportiva
Don't Miss

España obtiene su primera víctoria en Mundial Femenil

Francia., a 8 de junio de 2019.-Hay dias que uno nunca olvida. Futbolísticamente hablando podemos reseñar varios: el día que te regalan tu primer balón; el primer partido que juegas en el equipo del colegio; la primera vez que fichas por un equipo profesional; el primer gol dedicado; el debut en Primera, en la Champions, con la selección; el primer título. Sólo unas afortunadas pueden añadir a esta lista el hecho de jugar un Mundial y sólo 23 elegidas serán recordadas por ser las jugadoras que dieron la primera victoria a España en un Mundial. El 8 de junio de 2019 ya tiene efeméride. Después de casi 24 horas diluviando en toda Normandía, el sol hizo aparición en el momento preciso para dar color a un partido. Vilda sacó su once de gala, porque viendo las últimas probaturas parece que Torrecilla -que está como un toro- ha ganado la partida en el centro del campo a la doctora Meseguer. Las nuestras lidiaron con los nervios del debut a base de toque y buen trato de balón; eso sí, sin mucha velocidad y cortas de revoluciones.   Contragolpe letal Una jugadora que tiene mucho de ambas cosas es Kgatlana, que abrió la lata pasado el ecuador de la primera parte. Sudáfrica había regalado 60 metros para jugar al contragolpe y la apuesta no pudo salirle mejor.   Un contragolpe ejecutado por el carril izquierdo, donde dejaron subir libremente a Torrejón en previsión de poder encontrar en algún momento ese espacio, acabó con una semivolea de la ariete afriacana que superó por alto a Paños. Un golazo, por otra parte.   Reaccionaron tímidamente las nuestras al gol, jugando con más intensidad que control. Mariona y Alexia se mostraron omnipresentes en línea de tres cuartos, pero no llegaban a conectar con claridad. Incluso antes del descanso hubo que suspirar un par de veces en otras dos galopadas del conjunto africano.   Vilda se vio obligado a mover ficha en el descanso. Ekl Plan B del que tanto se había hablado por si la cosa salía mal y que se esperaba poner en liza ante rivales de más enjundia. Apostó por la entrada de dos jugadoras de nueva generación liderada como Bonmatí y Lucía y cambió la posición de los laterales haciendo lidiar a Corredera con la más fea -entiéndase esto en el buen sentido de la expresión-.   La segunda parte comenzó con un disparo al larguero de Jenni que alimentó la esperanza de una remontada. Sensación que desaparecía cada vez que las africanas corrían la banda como si se tratara de una prueba de velocidad. Técnicamente justas, sí, pero no hay manera de sacar más partido a la velocidad.   El partido parecía enrocarse peligrosamente cuando Van Wyk soltó la mano ante el vigésimo intento de disparo de Jenni. A la trencilla no le hizo falta VAR para señalar penalti ni a la ariete madrileña calidad para mandar el balón al fondo de las mallas.   Doblete de Jenni Cito el videoarbitraje porque fue determinante en el desenlace. Faltaban diez minutos para el final cuando se paró el partido. La trencilla consultó el VAR y advirtió una falta de Vilakazi sobre Lucía dentro del área que había pasado desapercibida. Jenni, esta vez por lado contrario, volvió a anotar desde los once metros volteando el marcador. El fin de fiesta fue para Lucía, que firmó el tercero en un ejercicio de velocidad, regate, sangre fría y definición.   Sufrida, pero primera victoria de España en un Mundial. Tres puntos que podrían servir para pasar a octavos pero que deben servir como toque de atención a un grupo que puede hacer mucho más.