La Gaceta Deportiva
Don't Miss

Los Tiburones Rojos plantean un cambio en su sede

Veracruz; a 5 de marzo de 2019A estas alturas de la Liga Bancomer MX hay equipos que están sentenciados a malos resultados, caso del Veracruz, equipo que desde que volvió a la Primera División ha pasado por más penas que glorias. En este momento el club pelea por no ser el último lugar de la tabla porcentual, pero parece que no lo lograrán y están sentenciados a desaparecer. El reglamento de competencia de la Liga MX, estipula que el equipo que termine la competencia en el último lugar de la tabla porcentual deberá pagar una multa de 120 millones de pesos con esto podrán permanecer en la división, en caso contrario la Liga comprará la franquicia al dueño y la venderá al mejor postor. Bueno, pues Fidel Kuri, dueño de la franquicia de los Tiburones Rojos ha decidido que pagará la multa, pero el equipo no continuará en el Puerto Jarocho. El propietario analiza la posibilidad de llevar el equipo a otro a otra sede, esto debido a la falta de apoyo de las autoridades locales. Según información del periodista David Medrano, hay dos estados que podrían albergar al equipo de Primera División. El primero es Morelos, que tiene el Estadio Agustín “Coruco” Díaz, inmueble está certificado para la Liga MX, el problema es que las autoridades entrantes se dieron cuenta que no tienen los recursos para brindar apoyo a un club del máximo circuito. La otra opción es Yucatán, la ciudad de Mérida podría albergar la franquicia, lo gobierno local tiene toda la intención de tener un equipo de Primera División. El problema aquí es el estadio, pues el Carlos Iturralde no cumple con la capacidad mínima ni con el embutacado. En caso de concretarse, tendrían que comenzar con los trabajos de ampliación. Fidel Kuri analiza la dos opciones, pues lo que quiere es que le cedan el estadio, no le cobren impuestos, ni gastos de mantenimiento, además de que le den un apoyo económico. Así que en la próxima junta de dueños, Kuri Grajales deberá proponer un cambio de sede, el cual debe ser aprobado por la mayoría de dueños a Liga Bancomer MX y ser certificado por la Federación Mexicana de Futbol.